Consejos para una alimentación saludable y equilibrada en verano

Consejos para una alimentación saludable y equilibrada en verano

Consejos para una alimentación saludable y equilibrada en verano

En verano tanto nuestra forma de comer como el tipo de alimentos que consumimos cambia. Esto se debe a que con las vacaciones tenemos otros horarios y otro ritmo de vida y que el calor hace que tengamos menos apetito o que solo los apetezcan platos y bebidas frías.

Lo ideal en verano es seguir una dieta equilibrada con recetas altas en nutrientes y bajas en calorías que nos proporcionen energía al tiempo que sean refrescantes y nos ayuden a mantenernos hidratados.

Sin embargo, no vale con comer cualquier cosa que cumpla con estos requisitos, sino que hay que prestar atención a nuestra alimentación. Ya que el verano es la estación en la que más planes se suelen hacer, se come fuera más de lo habitual, se practica menos deporte y muchas personas descuidan su dieta y tienden a coger unos kilos de más.

Por eso desde Astrid Tapería Orgánica queremos compartir contigo una serie de hábitos saludables para mantener una buena alimentación durante el verano:

  1. Mantente hidratado: la hidratación es fundamental en todas las estaciones del año. Sin embargo, en verano con las altas temperaturas y una mayor exposición a ellas hacen necesario incrementar la ingesta de agua y de alimentos ricos en la misma como frutas y verduras.

 

  1. Evita las comidas copiosas y apuesta por comidas ligeras y espaciadas: comer tarde, hacer pocas comidas o muy abundantes no solo contribuye a coger esos temidos kilos de más, sino que también causa sensación de pesadez y cansancio. Por ello lo ideal es hacer 5 comidas ligeras y refrescantes. Por ejemplo, un buen desayuno, una fruta a media mañana, una ensalada en la comida, un té con hielo y un puñado de frutos secos en la merienda y una sopa fría en la cena.

 

  1. Comer fuera no es razón para comer mal: existen numerosos bares y restaurantes como nuestro restaurante orgánico en Málaga donde comer fuera y saludable es posible. Puedes pedir una ensalada o platos elaborados con verduras, hortalizas y frutas de temporada y evitar así los platos pesados o altos en grasas procesadas.

 

  1. Sigue haciendo ejercicio: sabemos que con el calor cuesta más hacer ejercicio y que las horas a las que puedes practicarlo quedan reducidas a primera hora de la mañana o última de la tarde. Sin embargo, esto no es excusa puesto que hay numerosas actividades que puedes hacer en verano como nadar, pasear por la orilla de la playa o hacer excursiones a la montaña que te permitirán mantenerte en forma al tiempo que te diviertes y disfrutas de esta estación del año.

 

  1. Elimina las bebidas calóricas y los helados: con el calor siempre apetece una bebida fresquita como una cerveza, un granizado o los helados. Son bebidas y alimentos especialmente relacionados con esta estación. Pero puedes tomarte un refrigerio sin necesidad de ingerir demasiadas calorías optando, por ejemplo, por refrescos light, agua de frutas, infusiones con hielo o granizados y helados caseros.

 

  1. Aprovecha las frutas y verduras de temporada: en esta estación abundan las hortalizas y frutas por lo que es una manera ideal y saludable de ingerir pocas calorías y además refrescarnos e hidratarnos.

 

La mejor manera de cumplir con todos los consejos anteriores y no aumentar el aporte calórico de las comidas en verano es preparar platos lo menos elaborados posible. Por ejemplo, las verduras mejor crudas que cocinadas y las frutas al natural así aprovecharemos mejor sus vitaminas, minerales y contenido de agua.

 

Si vives en Málaga o veraneas aquí no olvides pasarte a conocer nuestro restaurante orgánico. Queremos cuidar de ti por eso preparamos desayunos, platos, bebidas, postres y menús con alimentos orgánicos y de temporada que te permitan disfrutar del verano de forma saludable y equilibrada.